Make your own free website on Tripod.com

SAGUA LA GRANDE

HISTORIA

SAGUA LA GRANDE
HISTORIA
PREHISTORIA
PIRATERIA
SAGUA COLONIAL
ESCLAVITUD
GUERRA DE INDEPENDENCIA
PERSONAJES
SOCIEDADES
EDUCACION
SALUD
CULTURA
MUSICA
DEPORTES
INDUSTRIAS
PUERTO
INGENIOS
EDIFICACIONES
PARQUES
PUENTES
CASAS
CALLES
INCENDIOS
HURACANES
INUNDACIONES
MONUMENTOS
MOGOTES
UVERO
ESQUIVEL
CAYO CRISTO
SITIECITO

_______________________________________________

SAGUA LA GRANDE

   

     Fundada oficialmente el 8 de Diciembre de 1812,aunque  muchos  investigadores  del  pasado  y del presente coinciden que esto no debía mencionarse más, pues Sagua no  necesitaba  fundación  en  esa fecha  en  la  que ya llevaba más de un siglo de fundada por sí sola. Las fundaciones  oficiales no  expresan la  historia  real de los pueblos, pues, de  no haberlo  hecho  Don Juan Caballero en 1812, tendríamos que hacerlo nosotros hoy en día y  por  tanto la fecha oficial sería 16 de Febrero de 1998, fecha en que escribo estas líneas.De todas formas desde 1796  en  que se realizó la primera misa colectiva y pública en la casa de “el sordo” junto al río Sagua, ya todos  los  colonos sagüeros  comenzaron a pensar en“oficializar”sus vidas(Ver: PRIMERAS IGLESIAS), pero allí vivían desde hacía tres siglos en los cortes de  madera, conociéndose  el  sitio como «El Embarcadero»,pues este tramo  del río donde hoy  está el Puente “El Triunfo”, constituía  una especie de “puerto interior”,geografía  envidiable  para  cualquier otro  corte de madera en el resto de la Isla de Cuba. Toda  la madera  que se cortaba en  la región, era facilmente  transportada  a  la costa por medio del caudaloso río,a través de ”el  embarcadero” de Sagua  o  Çagua que  era  el nombre  que los aborígenes sagüeros daban al área a la llegada de los españoles.      En la poca historia que se recogió, figura  la  expedición  de  Pánfilo  de Narváez,que por el eje  del  río Sagua,pasó para detenerse en Carahatas en 1511(Ver:EL VIEJO PUEBLO INDIO) y 79 años después aparecen Don Alonso de Zepeda (1590) por Jumagua y Don Antón Díaz (1591) por Amaro como los primeros colonos conocidos  en la región  de Sagua La Grande, aunque  estas 8 décadas de vacío histórico están rellenos de interesantes leyendas y tradiciones orales,al igual que las otras 7 décadas que separan a Zepeda  y Antón de la orden que  el  6 de Junio 1650  dió  el Cabildo de Remedios para trasladar el antiguo corral de Zepeda a una milla de Sagua.

 

     Debe destacarse un caso no reportado con anterioridad en ninguna biografía y es el caso del hallazgo de una cachimba o pipa española encontrada por nuestro equipo arqueológico ”Sabaneque”en el Sitio Aborígen del Dorado (Río Sagua La Grande),lo cual muestra una temprana transculturación de los indios sagüeros con el colonizador español,quizás en los primeros años de 1500.La pipa encontrada en las capas intermedias de la excavación, la conservamos hoy,con vista a futuros estudios. Otros eventos históricos que probaban la actividad  o  movimiento en  la zona  los fueron la petición de Don Melchor Francisco al Cabildo de Remedios en 1664 para trasladar su corral río arriba debido a las incursiones de los piratas.

 

      Se habla de la mención que hace el  historiador  Don Manuel Dionisio  González  en  su  historia  de Santa Clara, de una Ermita que se construyó en 1707 en “el camino del embarcadero”, pero quizás la referencia que usó del camino, sea de su época (siglo XIX)  y no de 1707.

 

        El día 2 de Junio de 1762 ,a solo 4 días del ataque a La Habana por los Ingleses (dice Don Jacobo de la Pezuela en su Historia de Cuba) “al desembarcar ya su vanguardia de las peligrosas angosturas del Canal Viejo de Bahama, avistó por el N.O. a tres embarcaciones españolas que iban a cargar maderas a Sagua, escoltadas por la fragata “Tetis”,de 32 cañones, y la urca “Fénix”,de  18, las  que, después de una caza de 6 horas,fueron alcanzadas por las fragatas inglesas “Echo”  y “Alarm” (de 28 y 32 cañones) trabándose por la tarde una refiega que terminó con la rendición de los buques españoles…”

 

     El 30 de Abril de 1763, durante la dominación inglesa, Don Antonio María de la Torre,Teniente Gobernador de Remedios, envió  una  carta al Intendente de Marina Don Lorenzo Montalvo, haciéndole saber que él defendería  las maderas  que los ingleses trataban de extraer de las dos Saguas, principalmente la de Sagua La Chica que era  su  jurisdicción; lo cual agrega un dato más a la actividad de esta región en la misma mitad del siglo XVIII.

 

      En 1792 existían, madereros, carboneros, vegueros, y una amplia  población de piratas retirados (según tradición oral), además de  presidiarios trabajando en los cortes y  otra población variada en  el  embarcadero o surgidero de Sagua,según  una  vieja tradición oral; lo cual nos ha  hecho suponer que, de ser así,estaría justificada  la negación de la  iglesia a mandar curas a dar misas a esos “impuros”, así como a establecer cementerios  y  mucho menos, autorizar “La Fundación Oficial”, (pagando justos por pecadores).”Los curas no pasaban más allá de Quemado de Güines”

   

    Quizás esto pueda explicar el misterio de “los cementerios e iglesias de Sagua La Grande que incluso, siendo Sagua capital de una gran Jurisdicción en el centro de Cuba, aun tenía que ir a enterrar sus muertos en 1812 a uno de sus barrios (Quemado de Güines) distante a xx kilómetros de la población, donde vivía el único cura de la región.Aunque la tradición oral cuenta que un “Cementerio Clandestino” (no católico), existió durante todo el siglo XVII (1700-1799) en el sitio que hoy da base  al “Parque de la Independencia” ubicado entre las calles Colón, Padre Varela, Luz Caballero y Clara Barton. Quizás de efectuarse una excavación arqueológica profunda, pudieran encontrarse  las tumbas de los Patriarcas de Sagua La Grande, aquellos cortadores de árboles  que tantos astilleros españoles abastecieron y cuya madera  aun reluce en el Palacio de “El Escorial” en España.

 

   En 1834 visitó a Sagua por varios días el Poeta Plácido (Gabriel de la Concepción Valdés 1809 -  1844 ); encantado con su caudaloso  río, pasaba horas y horas en sus orillas observando su belleza, y donde a la vez recibía a las musas de la inspiración, con una  piedra lanzada a su inmensidad observó las grandes ondas que esta producía para luego desaparecer en sus misteriosas profundidades. De ahí que decidió bautizarlo con un nombre más poético que encontró, y este fue:  “El Undoso”. Siendo Plácido un personaje tan importante en la isla de Cuba, los sagüeros se sintieron muy honrados con la inesperada visita y decidieron por tanto continuar llamándole “Undoso” al río y “Villa del Undoso” a la ciudad, la cual nacía por aquellos tiempos. En la actualidad ha continuado la tradición.

    

 

   

   

ATRAPADOS  AL  REGRESAR

 

   Un segundo caso de “trata africana” se comienza  a  sospechar desde el  1ro de  Diciembre de 1856 y el Capitán General de Cuba notificó al Teniente Gobernador de Sagua Don Francisco Javier Gómez de la Serna sobre sus dudas de que iba a realizarse un embarque de negros por esta zona, y se alertó a los Capitanes Pedáneos para que estuviesen alerta.El 17 de Diciembre  por  la  noche  se corrió la noticia de que había un barco ardiendo cerca de Cayo Bahía de Cádiz que había  distribuído dos cargamentos de esclavos en dos cayos,que se tratarían de entrar a tierra  por  el  Oeste de  la jurisdicción;resposabilizando a los pedáneos de Rancho Veloz,Quemado de Güines y Calabazar en caso de que por sus áreas entrara la vergonzosa carga humana,pero ellos aseguraron que por allí todo estaba en orden. El rastreo a  lo largo del litoral estaba bajo el mando del Capitán  graduado Teniente del Regimiento de Zaragosa Don José Rubalcaba el cual informó el  20 de Diciembre desde Sierra Morena que el Pedáneo había sido informado por un  amigo sobre un desembarco de negros bosales por “La Teja” en el partido de Ceja de Pablo.También, el patrón de la goleta costera “Elvi-ra” informó al Ayudante de Marina de Sagua,que a 12 millas de Cayo Verde,en el cabezo del arrecife y a sotavento del Mégano,vió encallado un barco sin palos y desprendiendo humo.

   Las investigaciones continuaban y se entera el  Tenient align=left>__________________________________________________________________________

 

__________________________________________________________________________

   

VISITANTES

copyright Tintin Collection 1998